*

Sábado, 6 de Junio de 2020     |     Puebla.
Suscríbete



Médicos residentes evidencian carencias hospitalarias en Puebla

Salud   /   
Laura Ruiz  |
 Martes, Abril 7, 2020

Una encuesta y testimonios levantados por asociaciones reflejan la falta de insumos básicos para enfrentar el Covid-19, la desventaja en sueldos y hasta falta de servicios como agua

Los médicos de Puebla que se preparan como especialistas o realizan sus internados y servicio social enfrentan sin insumos mínimos la crisis del Covid-19, así como guardias laborales fuera de norma que afectan sus garantías.

Así lo reflejan la Primera Encuesta al Personal Sanitario en México: deficiencias materiales y logísticas para la atención clínica a la pandemia de Covid-19 (Marzo del 2020) y testimonios recogidos por asociaciones de médicos en formación que organizan las bases de datos.

Futuros especialistas enfrentan carencias en Puebla

La encuesta se realizó entre el 22 y 23 de marzo con la participación de 373 trabajadores del área de la salud que laboran en 200 hospitales del país.

En el caso de Puebla respondieron 17 médicos residentes que se preparan para alguna especialidad, enfermeras y trabajadores de la salud no especificados que laboran en 12 hospitales del estado.

Según las respuestas, los consultados trabajan en el Hospital de Traumatología y Ortopedia, No. 275, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El Hospital General de Zona No. 20 La Margarita que es también del IMSS; así como los estatales Hospital para el Niño PoblanoHospital General de Puebla "Dr. Eduardo Vázquez Navarro" conocido como del Sur y los generales de Cholula y Zacatlán.

Además del Hospital de la Mujer, Hospital de Traumatología y Ortopedia y los de Huauchinango y Chignahuapan; el del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Puebla (Issstep); y el nosocomio privado Hospital Puebla.

De los 12 hospitales que aportaron datos sobre la entidad, sólo en el estatal de Traumatología y Ortopedia no se reportó carencia de insumos, mientras que en el resto coincidieron en no contar con las mascarillas N95 recomendadas para atender el Covid-19.

Con variaciones en los otros 11 hospitales se reportó la falta de guantes, batas desechables, toallas de papel, papel higiénico y gel antibacterial.

Al momento de la encuesta se tenían confirmados casos de coronavirus en los nosocomios de Cholula, en el del ISSSTEP, el de La Margarita y el Hospital Puebla.

Mientras que había casos sospechosos en todos los hospitales menos los de Traumatología y Ortopedia del IMSS y del estado, el estatal de Zacatlán y el Hospital Para el Niño Poblano.

En cuanto a los protocolos para atender el Covid - 19 sólo en ocho de 12 hospitales con respuestas dijeron tenerlos. Estos son los estatales de Cholula, Zacatlán, la Mujer y el Niño Poblano; el de La Margarita y Traumatología y Ortopedia del IMSS, el ISSSTEP y el Hospital Puebla. 

Mandan a pasantes, internos y residentes a primera línea de la batalla

Además de no contar con recursos y protocolos para atender el Covid - 19, a nivel nacional los médicos en formación que realizan su internado o se forman como residentes en los hospitales, son los primeros que atienden la línea de la batalla de la enfermedad.

Así lo refiere Carlos Armando Herrera Huerta, residente de psiquiatría e integrante del comité interinstitucional de la Asamblea de Médicos Residentes, una de las asociaciones que impulsó la encuesta y las bases de datos.

Aunque en las normas mexicanas está previsto que los internos que cursan el último año de la licenciatura en Medicina, así como los médicos residentes que se preparan para una especialidad, se formen en los hospitales con asesoría de médicos contratados, en la práctica quienes están en un proceso de formación se hacen cargo de la mayor parte de actividades.

"La realidad es esa, el médico contratado, en general, en instituciones como el IMSS, pues se dedica solamente a ir a checar y a dar su firma en las indicaciones o en las notas médicas, pero quien hace todo el trabajo es el médico residente, es el que saca la chamba, por decirle así", explicó sobre la experiencia de los residentes.

Las diferencias en ingresos y seguridad social, sin embargo, son grandes. Los internos que cursan el último año de Medicina reciben de 2 mil 400 a 4 mil 600 pesos mensuales. Los residentes reciben de 13 mil a 15 mil mensuales. Los médicos contratados en cambio pueden ganar más de 25 mil pesos. En los tres grupos cuentan con algún tipo de seguridad social, pero sólo en el caso de los contratados se accede a los beneficios sindicales.

Ahora que el Covid-19 es una amenaza en los nosocomios, comenta Herrera Huerta, la demanda general es que les doten de insumos y protocolos necesarios para atender a los pacientes y que se consideren medidas para los médicos en formación que ya presentan síntomas de contagio.

Hasta inicios de esta semana la asamblea conocía de siete casos de la Ciudad de México, Coahuila y Veracruz. En dos de ellos los médicos residentes fueron internados por neumonías atípicas. A otros dos les pidieron seguir trabajando pese a los riesgos de contagios. Sólo en tres casos se optó por ponerlos en cuarentena. Lo grave, advierte el médico residente, es que no hay cifras oficiales y lo que ellos conocen es mínimo.

"Es pésimo porque los datos que se registran en la asamblea, en la página, generalmente piden que sea anónimo por ese mismo temor a las represalias que son muy comunes y creemos que los datos son superiores", dijo.

En general, dijo, algo que observan en todo el país es que todos los médicos en formación tienen temor por la incertidumbre y que esto podrá dejar efectos en su salud mental pues existe la percepción de que no son escuchados por las autoridades.

Advierte promesas engañosas en la contratación de médicos

Ante la situación que los médicos en formación están viviendo en los hospitales por la crisis del Covid-19, Herrera Huerta también pide a los interesados en las contrataciones del gobierno federal que reflexionen sobre los riesgos frente a los beneficios.

Entre las promesas que hace el gobierno de Andrés Manuel López Obrador a través de convocatorias de diferentes instituciones para los médicos generales están sueldos temporales que son mínimos frente a lo que reciben los actuales médicos contratados y dos puntos en el próximo Examen Nacional de Residencias Médicas (ENARM).

En la edición 2019 de esa prueba, recordó Herrera Huerta, se registraron a nivel nacional unos 42 mil aspirantes a volverse especialistas y sólo unos 7 mil obtuvieron una plaza. Para que el beneficio de los puntos surtiera efectos en los resultados que se suelen alcanzar en el examen, tendrían que garantizarles unas 10 unidades y no sólo dos.

"Eso es condicionar al médico que quiere una especialidad este año a tener que participar, cuando es algo sumamente difícil aprobar el Examen Nacional de Residencia Médicas", explicó.

Desde la perspectiva de la asamblea las convocatorias del gobierno federal llevan una carga de manipulación hacia los médicos más jóvenes. En la práctica se les expondrá a riesgos al no existir las garantías de insumos y protocolos para atender el Covid-19.

"No vale la pena arriesgarse a contagiarse considerando que no hay equipos de protección personal y al no haber equipo de protección personal obviamente el índice de propagación y contagio va a ser muy elevado", agregó.

Hacen su servicio sin acompañamiento ni insumos

En el grupo de los médicos en formación están también los estudiantes de medicina que ya terminaron sus estudios, realizaron el internado y deben cumplir con el año de servicio social para titularse. La mayoría de ellos lo hace en centros de salud y también fueron considerados en la encuesta sobre los insumos para hacer frente al Covid-19.

Aunque no hay todavía datos procesados de lugar y cifras como los que dan cuenta de las deficiencias en hospitales, las primeras revisiones reflejan que en Puebla y a nivel nacional hay casos en donde no se cuenta ni con lo básico como cloro o agua.

"Lo que más nos sorprendió es que no solamente son insumos para el tratamiento de coronavirus, sino insumos básicos, de necesidad primordial que no son exclusivos de la pandemia.

"Por ejemplo, el cloro. El simple hecho de tener cloro, incluso hay pasantes de Puebla que reportan que no hay agua, que tenían que ir a acarrearla, que tenían que usar jabón que la comunidad aportaba y que tal vez no era el indicado para un centro de salud", explicó Jurgen Adam Sánchez, presidente de la Asociación Mexicana de Médicos en Formación.

En el caso de Puebla, agregó, contestaron unos 40 pasantes de servicio social y otro dato preliminar que resaltó es que los directivos del Centro Superior de Estudios Superiores de Tepeaca y de la facultad en Tehuacán de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) no se habían acercado a sus estudiantes con motivo de la contingencia del Covid-19.

Como parte del acercamiento, detalló Adam Sánchez, la encuesta contempla capacitaciones, indicaciones de protocolos de acción ante la enfermedad e inclusive simples preguntas sobre cómo se encuentran en sus comunidades.

Los apoyos económicos para los pasantes de servicio social van de los 2 mil a los 3 mil 400 mensuales, varían en función de qué tan cerca están de las urbanizaciones y si su presencia en los centros sociales debe ser de tiempo completo. Entre los que se encuentran más lejos se han encontrado con que hay quien no cuenta ni con la garantía de un lugar para dormir.

"Nos ha tocado ver que hay pasantes que incluso están viviendo en el piso de la clínica y ya llevan así meses porque su residencia no sirve o se cayó la pared y no la han vuelto a construir y ellos con lo que les pagan tienen que solventar sus gastos", dijo.  

Por falta de equipo, internos de la BUAP dejan hospitales

Ante la falta de instrumentos de protección sanitaria contra el Covid-19, la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla decidió retirar del servicio en hospitales públicos a estudiantes que están en el programa de Internado Rotativo de Pregrado, para evitar un posible contagio.

A través de un comunicado firmado por el director de la Facultad de Medicina de la BUAP, José Luis Gándara Ramírez, se informó sobre esta situación que derivó de la preocupación institucional por la pandemia del Coronavirus que enfrenta el Sistema Nacional de Salud.

Expresaron que tienen conocimiento de que no se ha entregado un equipo completo de seguridad en los hospitales, aunado a que los alumnos no están recibiendo una capacitación adecuada debido a que los médicos residentes se encuentran atendiendo problemas derivados de la pandemia.

Por falta de equipo, internos de la BUAP dejan hospitalesPor falta de equipo, internos de la BUAP dejan hospitalesLa Facultad de Medicina señala que no reciben protección adecuada

Llegan a 14 los muertos por coronavirus en PueblaLlegan a 14 los muertos por coronavirus en PueblaA su vez también se reportaron 18 fallecimientos de poblanos que radicaban en Estados Unidos

   


Visitas: